10 maneras simples de evangelizar durante una pandemia

Escrito por el 15/05/2020

Hace unos días, escuché a un amigo decir: “El evangelio no puede ponerse en cuarentena”. Estoy agradecido de que esté en lo cierto.

La gente en todo el mundo enfrenta el miedo, el aislamiento, y la pérdida del fluir normal de la vida. Muchos enfrentan problemas financieros y de salud significativos, que a menudo traen problemas espirituales a un primer plano. Cuando hay problemas o transiciones, la gente tiende a estar abierta a Cristo. La crisis del coronavirus encaja en ambas categorías.

Mi oración es que dentro de muchos años, este testimonio se vuelva común: “Me convertí en cristiano durante la pandemia del coronavirus”. Esta es una temporada fértil para hacer evangelismo.

Aquí tienes 10 ideas simples para aprovechar esta temporada para avanzar el evangelio. 

1. Contacta a un amigo no creyente

Pregúntales cómo les va y cómo podrías orar por ellos durante este tiempo de incertidumbre. Es un momento perfecto para romper el hielo con amigos no cristianos con los que no has hablado en mucho tiempo.

Recorre tu lista de amigos y envía un mensaje a todos los que conozcas. Yo estoy motivando a nuestros estudiantes líderes a contactar amigos y establecer una reunión para ponerse al día. Usa Zoom o alguna otra forma en que puedas verles cara a cara. Escucha bien. Es mejor si es algo corto y simple. Nunca me he encontrado con alguien que se ofendiera por ofrecerle oración. La mayoría de las personas aprecian una preocupación genuina.

2. Sal a caminar

Conoce a tus vecinos y sírveles. 

Cuando el clima se aclaró esta semana, nuestra familia salió a caminar y nos encontramos con muchos vecinos que nunca habíamos conocido antes. Este es un momento perfecto para conocer a tus vecinos y ver si tienen alguna necesidad. Intercambia información de contacto y comienza a hacer planes para realizar una gran fiesta en el vecindario cuando se termine el tiempo de distanciamiento social.

3. Usa la tecnología para hacer conexiones sociales

Nuestro ministerio universitario está planeando eventos creativos en línea para los estudiantes, de forma que puedan tener comunión, divertirse, e invitar a nuevas personas a nuestra comunidad. Hemos planeado una noche de trivia, una noche de juegos utilizando Jack Box, y otra noche de juegos virtuales donde utilizamos la función de grupos de Zoom para jugar juegos de mesa en línea. Seguimos explorando maneras creativas de divertirnos juntos en línea durante este tiempo tan extraño. 

4. Comienza un grupo de descubrimiento en línea para explorar el cristianismo

Una de mis herramientas favoritas para evangelizar son los grupos de descubrimiento donde los no creyentes pueden explorar lo que los cristianos creen y hacer preguntas espirituales sin ser juzgados.

Nuestro ministerio universitario utiliza grupos de descubrimiento en dormitorios y en casas de fraternidad y hermandad, discutiendo lo que dice la Biblia sobre los valores de los nombres griegos de las fraternidades. Ahora es el momento perfecto para invitar a un grupo de tus amigos escépticos a explorar la fe cristiana.

5. Organiza una reunión virtual para ver los cultos de adoración en línea

La mayoría de las iglesias están realizando sus cultos en línea. Comparte el enlace o considera organizar una “reunión de espectadores” por Facebook, que notifique a tus amigos y les invite a ver el servicio. Utiliza la sección de comentarios para interactuar con la gente durante el servicio y dale seguimiento a través de mensajes directos para profundizar en las conversaciones.

6. Invita a tus amigos a tu grupo pequeño virtual

Si ya estás involucrado en un grupo pequeño de estudio bíblico y es un grupo abierto, ¿por qué no invitar a unos cuantos amigos? La gente rara vez se ofende cuando se le invita a algo. Puedes llamarles o enviarles un mensaje, y decirles algo como: “Una cosa que me mantiene motivado y conectado durante este tiempo es mi grupo pequeño de la iglesia. Nos reuniremos por Zoom la noche del jueves, y puedo compartir el enlace contigo. Me encantaría que te unieras a nosotros”. 

Nunca sabes lo que Dios pudiera hacer a través de una simple invitación.

7. Graba tu testimonio y compártelo por Facebook Live e Instagram Live

Da seguimiento personal a aquellos que comenten. Todo el mundo está en línea ahora y la mayoría tiene más tiempo, así que hacer “lives” tiene un gran potencial.

Prepara un testimonio de dos minutos y compártelo casualmente en vídeo por las redes sociales. Puedes sorprenderte de cuántas visualizaciones y comentarios obtendrás. Motiva a la gente a comentar o enviar mensajes con preguntas. Considera contestar las preguntas en vivo o llevar la conversación a un nivel más profundo por medio de mensajes directos o por teléfono.

8. Comienza una conversación espiritual y establece reuniones virtuales con aquellos que estén interesados

Algunas preguntas espirituales básicas pueden ser: “¿Qué experiencia tienes con cosas espirituales?” o “Si pudieras conocer a Dios personalmente, ¿te gustaría hacerlo?”. Si esta conversación es mediante mensajes de texto, establece una reunión evangelística diciendo: “Yo he crecido recientemente en mi relación con Dios. Me gustaría tener una llamada por Zoom pronto para escuchar más acerca de tu historia”.

Una vez que estés en la llamada, puedes utilizar un bosquejo de tres historias: (1) su historia, (2) tu historia, (3) la historia de Dios.

Si usas una plataforma como Zoom, comparte la pantalla y ofrece una ilustración del evangelio como: “3 2 1”, “Dos formas de vivir” ,o “La historia”. La semana pasada, tuvimos un estudiante que comenzó una conversación espiritual con una chica en la India mientras estaban jugando videojuegos. Ella mencionó que había estado luchando con serios problemas familiares y que se sentía quebrantada y perdida. Expresó su deseo de comenzar a explorar otras religiones. Ben le compartió su testimonio y la desafió a estudiar el Evangelio de Juan. La invitará a unirse a nuestros grupos en línea este semestre.

9. Practica los tres hábitos para el evangelismo día a día

Yo solía pensar que el evangelismo era principalmente algo que ibas y hacías. Planificaba tiempos para salir al campus y entablar conversaciones sobre el evangelio, e incluso organizaba eventos en grupo para evangelizar. Estas son excelentes actividades, pero descubrí que es más efectivo compartir a Cristo sobre la marcha. El evangelismo es más un estilo de vida que un evento particular.

Estos son tres hábitos para el evangelismo cotidiano:

  1. Ora diariamente para que se abran puertas, y aprovéchalas con valentía.
  2. Crea una lista de impacto de las personas por las que oras diariamente.
  3. Planifica tiempos regulares para pasarlo con amigos no creyentes.

10. Ofrécete como voluntario para hacer llamadas de seguimiento para tu iglesia o ministerio

Tu iglesia probablemente tendrá muchos visitantes en línea las próximas semanas. Hazle saber a tus líderes que estás dispuesto a dar seguimiento a aquellos que han llenado una tarjeta virtual de conexión. Puedes planificar una llamada por teléfono o Zoom y compartir el evangelio con aquellos que expresaron su interés en asuntos espirituales.

Ofrecerte como voluntario para servir significará mucho para los líderes de tu iglesia durante esta temporada. Tus pastores están trabajando duro para servirte y amarte. La mayoría se están ajustando a predicar a un salón vacío y enfrentando problemas de comparación. Este sería un gran momento para motivarlos. Diles algo de lo que aprendiste del sermón. Deja que sepan que estás con ellos por completo.

Puede que nunca tengamos un momento más oportuno para proclamar las buenas nuevas de Jesús. Vayamos y hagámoslo.

Artículo Original

10 maneras simples de evangelizar durante una pandemia

10 maneras simples de evangelizar durante una pandemia


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Canción actual

Title

Artist

Background