Coronavirus: explicado por un experto en enfermedades infecciosas y pastor

Escrito por el 20/03/2020

Podemos llamar a los cristianos a la paz en las peores circunstancias debido al control soberano de Dios sobre su creación. 

¿Qué es el coronavirus?

Desde principios de este año, hemos estado leyendo y escuchando sobre una familia de virus conocidos como coronavirus. Hay 69 especies de este virus, siete de las cuales pueden afectar a los humanos. El resto de las especies de virus son contraídas por animales, principalmente cerdos, murciélagos y otros pequeños mamíferos. Su nombre proviene del hecho de que en la superficie del virus hay protuberancias que corresponden a proteínas que el virus usa para adherirse a otras células que quiere infectar. 

¿Cuál es la historia del coronavirus?

La comunidad médica conoce estos virus desde la década de 1960. Sin embargo, no fue hasta 2002 a 2003 cuando la población en general comenzó a familiarizarse con ellos debido a un brote de uno de los virus que ocurrió en China, finalmente llamado SARS ( Síndrome Respiratorio Agudo Severo ). Esta epidemia se extendió a dos docenas de países de todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, se reportaron alrededor de 8,000 casos con una tasa de mortalidad entre 9.5 y 10 por ciento.

Diez años después, surgió otra cepa de coronavirus en Arabia Saudita, con una tasa de mortalidad extremadamente alta del 35 por ciento. Esa epidemia se extendió a 21 países antes de que fuera contenida. Desafortunadamente, 2,400 personas fueron afectadas, de las cuales aproximadamente 800 murieron. Este virus se llamó MERS ( Síndrome Respiratorio del Medio Oriente ).

No oiríamos hablar de un virus similar hasta diciembre de 2019. Los primeros informes de un síndrome respiratorio surgieron, una vez más en China, específicamente en la provincia de Wuhan. El virus se conoce como SARS Covid-2 y la enfermedad como COVID-19 ( enfermedad de Coronavirus, 2019 ).

Hay rumores de que este virus ha mutado, aunque los médicos no han reconocido ninguna mutación. 

¿Hasta dónde se ha propagado este virus?

Desde entonces, este virus se ha extendido a más de 115 naciones. Hasta el 11 de marzo , se han reportado más de 126,300 casos en los países infectados. De estos, unos 68,285 pacientes se han recuperado completamente, hay aproximadamente 53,382 casos considerados activos y más de 4,633 personas han muerto. De los casos activos, el 89 por ciento parece tener afecciones menores, y el resto se encuentra en condiciones graves o críticas.

¿Qué tan mortal es el nuevo coronavirus?

La tasa de mortalidad promedio es de alrededor del 3.4 por ciento. La tasa de mortalidad más alta se informó en Italia, estimada en un poco menos del 6 por ciento. La tasa de mortalidad más baja se informó en Corea del Sur, calculada en alrededor del 0,7 por ciento.

Es importante tener en cuenta que la tasa de mortalidad de esta especie de coronavirus (COVID-19) no es comparable a los dos coronavirus mencionados anteriormente. En realidad, la mortalidad de esta nueva epidemia probablemente terminará siendo mucho más baja de lo informado, ya que hasta el 20 por ciento de los pacientes permanecen completamente asintomáticos, lo que significa que permanecerán sin diagnosticar. Si aumenta el número de casos de coronavirus, esto aumenta el denominador con la consiguiente reducción en el porcentaje de mortalidad.

Los pacientes de mayor riesgo son los mayores de 60 años y los que padecen una enfermedad crónica, ya sea respiratoria u otro tipo, como diabetes mellitus o insuficiencia renal.

La tasa de mortalidad puede llegar a ser del 1 por ciento o menos, según un artículo publicado en el New England Journal of Medicine . A modo de comparación, la gripe común en los Estados Unidos tiene una tasa de mortalidad de aproximadamente 0.1 por ciento. Sin embargo, el CDC (Centro para el Control de Enfermedades) en Atlanta estima que en la actual temporada de gripe, entre 20,000 y 50,000 personas morirán en los Estados Unidos.

¿Cómo se transmite el coronavirus?

La transmisión se produce a través de pequeñas gotas de líquido de la tos o estornudos. También se puede transmitir al tocar objetos que tocaron estas gotas. El virus ingresa a través de la mucosa en la boca, la ruta nasal o los ojos. El período de incubación se estima entre dos y 14 días. 

Muchos se preguntan cuánto tiempo puede vivir el coronavirus fuera del cuerpo, desde varias horas hasta varios días. Los virus son organismos microscópicos que viven dentro de las células. Por lo tanto, están vivos mientras la célula que habitan esté viva. Si el entorno o la superficie en la que se encuentra el virus está húmedo o tiene un alto grado de humedad, es posible que puedan permanecer con vida durante varios días. Si la superficie está seca, el virus puede morir en cuestión de horas.

Se estima que cada paciente infectado transmitirá el virus a un promedio de 2.6 personas. La mayoría de los casos de COVID-19 han sido reportados en personas que han estado en contacto con otras personas infectadas por el virus. Sin embargo, en varias comunidades hay casos en que la enfermedad apareció sin ningún contacto con alguien infectado.

Cuanto más cerca esté de la persona afectada, mayor es su riesgo de infectarse. Cabe señalar que los CDC consideran que el «contacto cercano» está a unos seis pies (1,8 metros) de la persona.

¿Cuáles son los síntomas del coronavirus?

Como se mencionó anteriormente, el 20 por ciento de los pacientes nunca desarrollará ningún síntoma. Los síntomas observados son fiebre, tos, dolores musculares, dolor de cabeza, vómitos y diarrea. Estos síntomas son similares a los de la gripe, particularmente similares a la gripe.

Los síntomas siguen siendo leves en 85 a 89 por ciento de los casos, pero 11 a 15 por ciento de los casos progresan a síntomas graves y críticos. Estos pacientes tendrán dificultad respiratoria, desarrollo de neumonía e incluso la presentación de hipotensión o shock séptico.

¿Por qué la situación es alarmante para muchos?

A nivel mundial, la alarma se debe principalmente al número de pacientes infectados, no tanto por la tasa de mortalidad. El aumento en el número de pacientes hace que el número de muertes debido a este virus sea potencialmente muy alto.

Potencialmente, millones de personas se verán afectadas por el virus cuando termine la epidemia. Esto podría producir cientos de miles de muertes a menos que desarrollemos una vacuna o algún tipo de tratamiento pronto.

La mayoría de los expertos en vacunas dicen que no tendremos una vacuna antes de los próximos 12 a 18 meses. Se están probando múltiples antivirales, pero actualmente no hay una recomendación oficial para ninguno de ellos.

¿Qué medidas de prevención debemos tomar?

Recomendamos lavarse las manos con frecuencia. Para el personal médico que maneja casos de coronavirus, puede ser necesario el uso de guantes, batas e incluso anteojos, dependiendo del procedimiento a realizar en el paciente.

También se recomienda que, hasta que se considere que esta epidemia está bajo control, minimicemos el contacto físico con otras personas (por ejemplo, dar la mano, abrazar, besar, etc.).

En cuanto a la seguridad de viaje, depende del destino. Si planea viajar a un país donde el número de casos ha aumentado, la recomendación es no viajar a esa nación.

Por ejemplo, esta semana Italia ha declarado una cuarentena total. De hecho, hace unas horas Italia cerró la mayoría de las tiendas y restaurantes, con la excepción de farmacias y supermercados. El estado de California suspendió todas las reuniones de más de mil personas, y es probable que estas medidas se endurezcan en el futuro inmediato. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, decretó hace unas horas la suspensión de todos los vuelos desde Europa.

Como creyentes, ¿cómo debemos pensarlo?

Sin lugar a dudas, debemos ser prudentes y responsables, tanto al observar las medidas recomendadas como al mantener nuestra salud.  

La población mundial parece estar en pánico. Pero para los cristianos, es importante enfatizar que no hay razón para experimentar tanta ansiedad. Especialmente cuando consideramos que el Dios de los cielos y la tierra es el mismo Dios que controla cada microbio, átomo o molécula.

Este es un buen momento para que los cristianos demuestren cordura, paz y esperanza, reconociendo que nuestras vidas no dependen de la entrada de un microorganismo en nuestros cuerpos. En cambio, depende del Dios que determina el principio y el fin de nuestra historia en la tierra.

El apóstol Pablo nos llama a no estar ansiosos por nada ( Fil. 4: 6 ). Podemos llamar a los cristianos a la paz en las peores circunstancias debido al control soberano de Dios sobre su creación. 

Escrito por:

Dr. Miguel Nuñez infectologo y pastor. 

Sitio web del articulo original: https://www.thegospelcoalition.org/article/what-we-know-coronavirus/


Opiniones
  1. Yllonka M Ulloa   /   23/03/2020, (9:17 pm)

    Muy interesante y verdadero la información que da el Dr. Miguel Nuñez. Los consejos que da. Como cristianos debemos estar tranquilos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Canción actual

Title

Artist

Background