El Gobierno dominicano y la agenda LGBT

Escrito por el 05/04/2017

Autor: José Antonio Flaquer López – 5 de Abril de 2017

Sugerimos a esos funcionarios que restrinjan sus labores a servir al pueblo, y no a causas políticas e ideológicas de su preferencia, o que pongan su renuncia, para que puedan dedicarse con ahínco a avanzar la agenda política que representa sus convicciones particulares

En días recientes, miembros prominentes del movimiento LGBTI de América Latina, políticos y parlamentarios homosexuales y líderes de ese gremio, celebraron un seminario en esta ciudad de Santo Domingo, destinado a promover la agenda de esa comunidad. Estos buscan un empoderamiento y avance en el ámbito político, como una forma de impulsar su esquema global.

Reconocemos que esto es un derecho que les corresponde en el marco del sistema democrático en que vivimos, aunque no aprobemos el propósito ni contenido de su gestión. Sin embargo, lo inverosímil e inapropiado que ocurrió durante dicha conferencia fue el espectáculo de ver a agencias del gobierno dominicano involucradas de manera militante en esa actividad, y haciendo declaraciones políticas en favor de esa agenda. Con esto se incurrió en una torpeza, ya que se supone que se trata del gobierno de todos los dominicanos, y no de un sector minoritario y de los planes de estos, contrarios a la moral y al sentir de la mayoría de este pueblo.

La ministra de la mujer, Janet Camilo, y el director de CONAVIHSIDA, Dr. Víctor Manuel Terrero, estuvieron allí apoyando abiertamente este evento como representantes del gobierno, dando a entender que éste quiere dar un abierto espaldarazo a la agenda LGBTI. La Sra. Camilo declaró en el transcurso del evento: “Quiero ver a muchos miembros de la comunidad LGTB siendo regidores, diputados y alcaldesas, y llegar un momento en que podrán ser presidentes aquí y en el mundo”. Unas declaraciones como esas manifiestan que esa funcionaria está en total acuerdo con la agenda política que impulsa la comunidad LGTBI en favor de legislaciones que promuevan el matrimonio homosexual; propiciando que la educación sexual basada en la ideología de género sea impartida en las escuelas, afectando la mente y el corazón de nuestros niños con esa ideología; con la normalización social de la sodomía en el mundo; finalmente sin olvidarnos de la mordaza legal a cualquier expresión que se oponga a ellos, elementos presentes en la agenda homosexual global.

Si hubiese sido solo la expresión de la Sra. Camilo como ciudadana privada, no habría sido un problema, pero lo hizo en calidad de ministro del gobierno del presidente Medina, hablando a nombre del gobierno. La impertinencia adicional de este hecho se da porque el seminario en cuestión no era algo neutro, como un evento de Naciones Unidas sobre inclusión, ni un seminario para promover la salud de los afectados por los estragos del SIDA, lo que hubiese hecho más explicable la presencia de esta funcionaria, sino un evento netamente político de una comunidad que aspira a obtener poder para el avance de su agenda política y el impulso global de la ideología LGTBI.

En una nación en donde las mujeres no tienen atención médica adecuada para las parturientas, en donde abunda la violencia contra la mujer y en donde hay tantas carencias desatendidas por el gobierno, deberíamos tener muy ocupados a esos funcionarios en resolver esos problemas estructurales y básicos de la nación; pero donde los vemos es en una absurda y surrealista gestión en un lugar totalmente inadecuado, en descuido y desmedro de sus verdaderas funciones. El presidente debería censurar públicamente este tipo de participación, a menos que él mismo la esté aprobando. Estos son momentos políticos muy delicados en esta nación, y esos deslices estarían añadiendo más distanciamiento del gobierno con la mayoría de la sociedad dominicana, que no comparte esos valores. Sugerimos a esos funcionarios que restrinjan sus labores a servir al pueblo, y no a causas políticas e ideológicas de su preferencia, o que pongan su renuncia, para que puedan dedicarse con ahínco a avanzar la agenda política que representa sus convicciones particulares, y no las de esta nación que les cubre su salario.

Fuente: acento.com.do


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Canción actual

Title

Artist

Background