Qué es la oración? Hablar con Dios.

Escrito por el 08/02/2016

                                          

La oración es nuestra línea directa con el cielo. ¡La oración es un proceso de comunicación que nos permite hablar con Dios! Él quiere que nosotros nos comuniquemos con Él, como una llamada telefónica de persona a persona.

Para algunos, la oración parece ser demasiado complicada, pero es simplemente hablar con Dios. He aquí algunos puntos acerca de lo que es la oración.

 

¿Qué dice la biblia acerca de la Oración? Oren unos por los otros.

Jesús dejó un ejemplo para nosotros sobre qué orar. Él oró por sus discípulos y por cada generación que vendría a seguirle. Su oración fue para que Dios les protegiera y fortaleciera mientras ellos estuvieran en este mundo. Jesús también oró por aquellos que creerían en Él a través del mensaje del Evangelio (Juan 17)

Ore con fe. ”Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le ahí, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6)

Ore con adoración y reverencia “Exaltad a Jehová vuestro Dios, y postraos ante el estrado de Sus pies; Él es santo” (Salmos 99:5) “Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró” (Juan 9:38)

 

La oración continua e incesante es esencial para la vitalidad de tu relación con el Señor y de tu habilidad de funcionar en este mundo. ¿Pero que exactamente significa orar sin cesar

“Orar sin cesar” básicamente se refiere a la oración que vuelve a suceder, no a hablar sin parar. Por lo tanto debe ser nuestra manera de vivir, debemos tener constantemente una actitud de oración.

Me parece que orar en todo tiempo es vivir en un estado constantemente consciente de la presencia de Dios, donde todo lo que vemos y experimentamos se convierte en una especie de oración que se vive con una conciencia profunda y una entrega a nuestro Padre celestial. Es algo que comparto con mi Mejor Amigo, algo que comunico instantáneamente a Dios. Obedecer esta exhortación significa que, cuando somos tentados, nos presentamos delante de Dios en oración, suplicándole que no nos deje caer en tentación, como El nos enseño a orar en el Padre nuestro. Cuando vemos el mal alrededor nuestro, le pedimos a Dios que lo quite y que nos permita ayudar a lograrlo, si así él lo desea, si es Su voluntad. Cuando nos encontramos con alguien que no conoce a Cristo, oramos para que Dios acerque a esa persona hacia él y nos use para ser un fiel testigo. Cuando encontramos problemas, nos volvemos a Dios como nuestro Libertador.

De este modo, la vida se convierte en una oración continuamente ascendente: Todos los pensamientos, obras y circunstancias de la vida se convierten en una oportunidad para tener comunión con nuestro Padre celestial. Así ponemos nuestras mentes “en las cosas de arriba, no en las de la tierra” (Col. 3:2).

Debemos  tener a Dios como nuestro mejor amigo, El siempre está presto a escucharnos. Dios siempre tendrá tiempo para nosotros. De nosotros depende que esa relación comience a florecer.

Hoy es el día perfecto para comenzar a restablecer una relación  sincera con nuestro amado salvador a través de la oración.

https://www.gracia.org/

https://www.allaboutprayer.org/

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Continuar leyendo

Post Siguiente

El perdón.


Post Anterior

La ley y la gracia


Canción actual

Título

Artista

Whatsapp