Sé creativo en la educación sexual con tus hijos

Escrito por el 05/05/2022

La sexualidad tiende a replegarse a su propia categoría en la vida.

Sabemos que los niños aprenden sobre las matemáticas de una multitud de experiencias y oportunidades en la vida. La ciencia está en todas partes alrededor, y las habilidades sociales pueden desarrollarse en casi cualquier situación.

¿Pero, y lo relacionado a la sexualidad?

Eso es para que un niño inquieto y un padre nervioso lo hablen en voces bajitas después de un incidente vergonzoso o una tarea incómoda de la escuela.

Teniendo tres hijos ya llegando a la adultez, apenas me estoy dando cuenta de que hay muchas y muy variadas maneras en que los niños pueden y deben de estar aprendiendo de todo lo relacionado a la sexualidad. No es necesario usar la palabra “sexo”, y la conexión entre el tema del momento y el concepto propio del niño sobre el sexo no siempre será evidente. Pero la realidad es que muchas categorías de enseñanza bíblica y conversaciones diarias contribuyen al concepto que un niño tiene del sexo.

Aquí te ofrezco varios ejemplos para ilustrar lo que quiero decir (¡y para que comiences a pensar con creatividad sobre el asunto!)

  1. LA HISTORIA DE LA CREACIÓN

Cuando sea posible, ¡pienso que siempre es mejor empezar con la Biblia! Y ¿por qué no? Bien al inicio de la Biblia.

En la hermosa historia de la creación en Génesis 1 y 2, encuentras material rico para enseñar el  increíble valor del género. Cuando Dios creó a la humanidad a Su propia imagen (¡wow!), lo hizo en dos géneros diferentes. De alguna manera, esto expresa más plenamente Su imagen que si solo hubiera creado un género.

Ser masculino o femenino es un don del Creador omnipotente hacia cada persona nacida sobre esta tierra. No creo que podamos exagerar la importancia de esta convicción en el corazón de un niño o una niña mientras van aprendiendo más sobre su propia sexualidad y sobre el género opuesto. Es muy bueno que la mujer y el hombre existan juntos como portadores de la imagen de Dios.

  1. LAS CONVERSACIONES QUE JESÚS TUVO CON MUJERES

Hay tantas cosas que podríamos ver de diferentes partes de la Escritura, y ¡espero que las explores con tu familia! Pero quiero dar un pequeño brinco hasta el Nuevo Testamento y a la vida de Jesús sobre la tierra.

¿Alguna vez te has detenido a notar las conversaciones que Jesús tuvo con mujeres? La siguiente ocasión en que busques un nuevo libro de la Biblia para leer con tu familia en el devocional familiar, ¿por qué no lees Lucas? Al leer intenta señalar como Jesús mostró respeto y amistad hacia las mujeres en su vida.

Jesús nunca se involucró sexualmente con una mujer durante su vida terrenal, pero él modeló cómo los sexos deben verse uno a otro e interactuar.

  1. ASUNTOS DE IMAGEN CORPORAL

Mientras va creciendo un niño, él o ella desarrollará una perspectiva de su propio cuerpo incluyendo aspectos de valor, atractivo, función, etc. Muchas luchas de imagen corporal resultan en problemas sexuales de algún tipo, así que es crucial que un niño tenga una autoimagen sana de su cuerpo mientras crece.

Un niño que ve su cuerpo como…

  • El templo del Espíritu Santo
  • Creado para glorificar a Dios y reflejar su imagen
  • Afectado por el pecado pero no esclavo de él (si ha confiado en Cristo)

…será equipado para lidiar con inseguridades físicas de la manera correcta. En lugar de buscar la aprobación de amigos para sentirse bien acerca de sí mismo, él o ella podrá filtrar los comentarios o sus sentimientos en el contexto del diseño bueno e intencional de Dios. Esto incluye el diseño divino para el sexo (hermoso en el matrimonio, peligroso y no satisfactorio fuera de él). Conversaciones sobre el cuerpo que no incluyen la palabra “sexo” están de igual manera formando la perspectiva del niño sobre el sexo.

  1. BODAS, DIVORCIOS Y ESCÁNDALOS

Cuando una familia cristiana asiste a una boda cristiana, es una oportunidad de oro para una conversación de “El plan de Dios para el sexo”— ¡y sin mencionar ni una sola vez esa palabra! Quizá sería algo así:

“Oigan, hijos, ¿saben por qué Alex se va a casar con Brenda hoy? (Dejar que den sus ideas…) ¿Sabían que Dios planeó que un hombre le pida a una mujer casarse con él para que ellos dos puedan llegar a ser, en cierto sentido, una persona? Y cuando hacen eso, y viven juntos y no tienen secretos el uno del otro, y no esconden nada y quieren servir a Dios juntos, ¡ellos glorifican a Dios de una manera muy especial!”

Pero nuestros hijos también sabrán de situaciones difíciles como el divorcio, embarazo adolescente o abuso. Su conciencia del pecado y sus trágicas consecuencias pueden permitir oportunidades tiernas y desgarradoras para imprimir sobre sus pequeños corazones el diseño santo de Dios, y los resultados terribles de no seguir Su camino.

La sexualidad, y todas las áreas de la vida impactada por ella, puede tomarse como un buen regalo de Dios al mismo tiempo que entendemos lo trágico que es darle mal uso.

  1. PLACER Y GRATIFICACIÓN POSTERGADA

A todos los padres nos ha tocado decirles a niños hambrientos, “No puedes comer una galleta ahora mismo porque la comida rica y sana ya casi está lista”.

¿Cómo podría una interacción tan cotidiana como esa enseñar a nuestros hijos sobre la sexualidad?

Cuando les instruimos sobre el placer postergado, les ayudamos a discernir entre el disfrute sano de placeres dados por Dios y una búsqueda peligrosa y dañina del placer.

Comida, recreación y sexo son buenos dones de Dios que proveen placer y gratificación. Ninguno de nosotros nacimos con la habilidad de discernir sabiamente cómo disfrutar de estos regalos de una manera que honra a Dios y trae el máximo placer verdadero. Nos contamos mentiras sobre cuánta satisfacción nos traerá algo, cuando nuestra experiencia ya nos ha enseñado que no es así.

Nuestros hijos continuarán viviendo de esta manera a menos que les instruyamos y entrenemos a escoger la ruta más difícil, pero más placentera a largo plazo, a la gratificación. ¡Esta es la raíz de la educación sexual!

¡Seamos creativos, amigos!

Solo hemos arañado la superficie aquí. La vida cotidiana ofrece tantas oportunidades para instruir a nuestros hijos sobre el sexo, la sexualidad, el género y el placer de una forma sana, piadosa y bíblica. No relegues la “educación sexual” a una conversación específica planeada sobre el sexo, ¡aunque esas a veces son necesarias también! Espero que este breve artículo te ayude a comenzar un camino de ideas creativas para ayudar a tus hijos a desarrollar una visión de la sexualidad que honre a Dios. 

Este artículo fue publicado primero en: CRIANZA REVERENTE


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Background

Whatsapp