La Ansiedad y el Cuidado de Dios

Escrito por el 07/09/2021

Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque Él cuida de ustedes. 1 Pedro 5:7 (NTV)

Cuántas veces no hemos escuchado, leído y dicho ¡Amén! a este hermoso texto de la Palabra de Dios, pero cuánto nos cuesta creerlo en verdad. Una de las razones principales por las cuales nos llenamos de ansiedad es porque en nuestro corazón no estamos creyendo lo que Dios ha dicho en Su Palabra acerca del cuidado que tiene de nosotros.

Buscando la definición de la palabra ansiedad encontré esto: “Estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad.” Leer esto me consternó, ¿extrema inseguridad?, ¡Dios, perdónanos! ¡Cómo es posible que con tanta frecuencia permitamos que la ansiedad nos arrope! Lo más triste es que muchas veces esta surge de la preocupación por cosas materiales y pasajeras y de nuestro constante deseo de controlar las cosas y que se hagan de la forma y en el momento que deseamos.

Tenemos a un Dios y Padre que tiene cuidado de nosotros, Él es nuestra seguridad, a quien podemos traer todo lo que nos angustia y poner nuestras preocupaciones y ansiedades en Sus manos, Él es nuestro pronto auxilio y a quien podemos acudir. Amados, no estamos solos, Dios está interesado en nuestras vidas y esto va mucho más allá de las cosas materiales, Él dedica tiempo especial en moldearnos, enseñarnos, hacernos crecer, nos perdona y nos corrige. No tenemos un Dios distante o que no escuche, una y otra vez en las Escrituras podemos ver cómo nos invita a acercarnos a Él con confianza y a entregarle nuestras cargas. Filipenses 4:6-7(NTV) dice: No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.Parafraseando el texto, cuando no nos preocupamos por nada, oramos por todo  y le decimos a Dios lo que necesitamos, dándole gracias por lo que ha hecho, entonces, Su inescrutable paz cuidará nuestros corazones y mentes mientras vivamos en Cristo Jesús.  ¿Qué paso de estos estamos obviando? ¿Puedes afirmar que la paz de Dios está en tu vida y da testimonio de Su obra en ti?

Te animo a que en este momento examines tu corazón y pidas perdón al Señor si has entendido que has dejado que la ansiedad te arrope, has querido controlarlo todo y no has estado creyendo lo que dice Su Palabra acerca del cuidado que tiene de ti en todos los aspectos de tu vida. Cuando la preocupación excesiva llegue a tu mente y corazón pregúntate: ¿qué dice la Palabra de Dios acerca de esto que estoy experimentando?, ¿es esto algo en lo que Dios no pueda ayudarme o está fuera de su control? ¿estoy tratando de resolver las cosas a mi manera y con mis propias fuerzas, o estoy descansando en el poder de mi Padre celestial para obrar mucho más allá de mis posibilidades?  Dios puede glorificarse no importando cuán difícil la situación parezca ser, Él te guardará, Él proveerá y Él te guiará siempre y cuando estés perseverando en Él y anhelando Su voluntad en tu vida, Su Palabra lo dice, créelo.

Escrito por:

Keyla Marie Ramírez de Musa. Puedes seguirla en Instagram 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Canción actual

Título

Artista

Whatsapp