Una mirada bíblica a la alabanza y la adoración.

Escrito por el 23/03/2018

Nuestra razón de ser y de propósito como cristianos es adorar a Dios.

¿Que es Alabanza?
Hoy en día es normal que las personas se confundan con los términos alabanza y adoración. Dentro de las iglesias se ha creado un misticismo inusual en torno a ambas palabras. Primero que nada las personas tienden a asociar ambos términos como elementos musicales. Nada mas fuera de la realidad, y debemos explicarlo:

Sin ningún tipo de significado místico u oculto, la palabra alabar significa: manifestar el aprecio o la admiración por algo o por alguien, poniendo de relieve sus cualidades y sus méritos. En nuestro contexto cristiano, en hebreo una de las palabras mas usadas y traducidas al español como alabar, es el termino halal (לַלָה ,(que significa «alabar, celebrar, honrar, glorificar, cantar, alardear».

Encontramos halal más de 160 veces en el Antiguo Testamento y por primera vez en Gén_2:15, en donde se indica que, debido a la gran belleza de Sara, los príncipes del faraón la «alabaron» («la ponderaron», BJ, NBE) delante de él.

Por lo tanto, debemos entender que en primer lugar, alabar significa honrar, glorificar, exaltar, y cada una de esas cosas podemos hacerlas sin necesidad de musica o instrumentos musicales.

Como ejemplo podemos ver un pasaje donde una multitud alabó la manera de hablar del rey Herodes, y este al no dar la gloria a Dios murió comido de gusanos.

«y así se les concedió una cita con Herodes. Cuando llegó el día, Herodes se puso sus vestiduras reales, se sentó en su trono y les dio un discurso. El pueblo le dio una gran ovación, gritando: «¡Es la voz de un dios, no la de un hombre!». Al instante, un ángel del Señor hirió a Herodes con una enfermedad, porque él aceptó la adoración de la gente en lugar de darle la gloria a Dios. Así que murió carcomido por gusanos. (Hechos 12:21-23 NTV)»

Como músico, con estudios formales en música, y con una maestría en Teología del Southeastern Baptist Theological Seminary, puedo asegurar sin temor a equivocarme y por la evidencia bíblica al respecto, que el termino alabanza o alabar, nada tiene que ver con si la canción es rápida, alegre, movida o enérgica. Cualquier canción se convierte en alabanza, si su contenido literario (letras), exalta, honrar y glorifica a Dios por sus cualidades, atributos y obras.

La confusión a venido a través de cantantes y músicos de la década de los 80-90, y de la mano del proyecto AA (alabanza y adoración) del cantante Marcos Witt.

¿Que es Adoración?
De igual manera, el verbo adorar ha cambiado su significado real, por otro mas subjetivo y místico. Si vamos a las escrituras encontraremos dos términos, tanto en griego como en hebreo, que se traducen como adorar, que en sus originales, significan lo mismo.

shajah (הָחָׁש ,Hebreo), «adorar, postrarse, bajarse, inclinarse». El hecho de encontrarse más de 170 veces en el Antiguo Testamento demuestra su importancia cultural. Lo encontramos por primera vez en Gén_18:2 en donde Abraham «se postró en tierra» delante de los tres mensajeros que le anunciaron que Sara tendría un hijo. El otro termino, esta vez en griego es proskuneo (προσκυνέω griego), que significa «hacer reverencia, dar obediencia a» (de pros, hacia, y kuneo, besar). El termino sugiere, al igual que Shaja en hebreo, el inclinarse en reverencia hacia otra persona o algo. Es la palabra que con más frecuencia se traduce adorar en el Nuevo Testamento.

Obviamente los términos adorar y alabar van de la mano, mientras adorar significa una vida postrada e inclinada al Señor, alabar es reconocer sus cualidades, glorificarlo. Y ambos términos se usan en las escrituras indistintamente.

«Cuando vieron todos los hijos de Israel descender el fuego y la gloria de Jehová sobre la casa, se postraron sobre sus rostros en el pavimento y adoraron, y alabaron a Jehová, diciendo: Porque él es bueno, y su misericordia es para siempre. (2 Crónicas 7:3 RVR1960)»

Sal 29:2 Tributad (dad) al SEÑOR la gloria debida a su nombre; adorad al SEÑOR en
la majestad de la santidad.
Sal_66:4 Toda la tierra te adorará, y cantará alabanzas a ti, cantará alabanzas a tu
nombre. (Selah) LBLA
Sal_86:9 Todas las naciones que tú has hecho vendrán y adorarán delante de ti,
Señor, y glorificarán tu nombre.

¿Cuál es la diferencia?
Una de las malas concepciones que se tienen de ambas palabras es que entre ellas hay diferencias abismales. Pero esto no es así. La generación actual, parte del pos modernismo que estamos viviendo, da significado a las palabras no por lo que ellas significan literalmente, sino por lo que les hace sentir. Ya no es la razón quien tiene la verdad, sino son los sentimientos. Es por eso que asociamos ambos términos tan fácil con la música. La música nos hace sentir y nos eleva el espíritu, por lo tanto, como mi espíritu se eleva mientras adoro o al alabar a Dios, asociamos fácilmente que ambas concepto, tanto música y adoración o música y alabanza, son sinónimos. Craso error, para una generación que se aleja mas de Dios y busca su beneficio personal y su autosatisfacción.

Para tener un poco mas de entendimiento, debemos considerar lo siguiente: Nuestra razón de ser y de propósito como cristianos es adorar a Dios. Podemos comprobar esto con mucha facilidad en las Escrituras, solo darle un vistazo al capitulo 1 de la carta a los Efesios nos dirá que fuimos creados para «la alabanza de su gloria» y esto fue ordenado por Dios «desde antes de la fundación del mundo». Por lo tanto, no esta en juego nuestra responsabilidad de adorar a la divinidad, como hijos adoptados por la sangre del Cordero. Pero podemos adorarlo de muchas maneras: siendo obedientes, siendo fieles, alabándole con palabras, cantando cánticos de alabanza y jubilo a el único  digno. Podemos adorar con música. Podemos adorar sin música. Lo importante no es la música, es la adoración.

Escrito por: Carlos Garcia, uno de los productores y conductores del programa «Más que música» que se produce en nuestros estudios.  


Opiniones
  1. Raul Espinoza A.   /   20/08/2018, (4:22 pm)

    ¡Muchas Gracias por compartir el estudio! Me gustó mucho, lo compartiré con mi grupo de estudiantes en la Iglesia y en el colegio. Sugiero escribir una serie más amplia que incluya un programa de adoración sugerido. requisitos para los que dirigen el culto etc.
    Raul Espinoza A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Canción actual

Title

Artist

Background